Las obras en el dominio público deben permanecer en el dominio público

La semana pasada la Biblioteca Nacional Mariano Moreno publicó su nueva política de digitalización. Este documento es de suma importancia para guiar y asistir a otras bibliotecas en conseguir sus objetivos de digitalizar sus colecciones. Sin embargo, la digitalización necesita ser acompañada por estrategias de difusión y puesta a disposición de esos materiales que permitan que el público en general pueda acceder a esas obras. Esta tarea es fundamental para la difusión del patrimonio intelectual argentino en el siglo XXI.

Como parte de estas tareas de difusión, es necesario comprender el verdadero significado del dominio público, donde la libertad de uso es crucial para permitir nuevas elaboraciones y re-utilizaciones del material cuyos derechos de autor han expirado. Observamos con preocupación que la nueva política de digitalización de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno coloca restricciones adicionales sobre el material en el dominio público, indicando en su inciso H.1.1. b) que en las reproducciones solicitadas sobre materiales de dominio público:

“el usuario se compromete a que las reproducciones solicitadas serán sin fines de lucro y se adecuarán a las condiciones del material original y a las disposiciones legales vigentes en el país, en relación a los derechos de propiedad intelectual –Ley 11.723– o incluido en convenios de autorización establecidos entre la Biblioteca Nacional y el/los autor/es o los derecho-habientes, respetando además, los principios de Paternidad e Integridad de las obras”.

Esta restricción se aplica también en los Términos y Condiciones de uso del sitio web, indicando que “La utilización de esta página posee carácter gratuito y es exclusiva para fines culturales, educativos y de investigación.”

En Argentina lamentablemente tenemos dominio público pagante, lo que quiere decir que los usuarios deben pagar al Fondo Nacional de las Artes por los usos comerciales del dominio público. Esta figura del dominio público pagante solo existe en Argentina, Uruguay, y otros pocos países.

Ilustración de Carlos Clérice para el “Almanaque de las Porteñas”, en el dominio público. Foto disponible en Wikimedia Commons, digitalizada por la Academia Argentina de Letras.

Sin embargo, la decisión de colocar un aviso de estas características no tiene relación con la figura del dominio público pagante. El aviso es una restricción adicional injustificada sobre materiales en el dominio público y carece de fundamento legal alguno. Esta decisión atenta contra el verdadero significado conceptual del dominio público como el acervo cultural común del que todas las personas pueden beneficiarse.

Actualmente hay una tendencia mundial hacia la apertura irrestricta de las colecciones, como demostró en febrero el Instituto Smithsonian con su política de acceso abierto, que colocó más de 2.8 millones de objetos en el dominio público, sin restricciones de uso. Hay más de 700 instituciones que han adoptado alguna política de acceso abierto sobre una parte o la totalidad de sus colecciones, como vienen documentando el gerente de colecciones de Europeana, Douglas McCarthy, y la investigadora de la Universidad de Exeter, Andrea Wallace, en su encuesta sobre Open GLAM.

En Argentina, son contadas las instituciones que tienen este tipo de políticas generosas, de las que cabe destacar la Biblioteca Nacional de Maestros, que simplemente coloca un aviso del estado de los materiales en su colección digital, sin restricciones adicionales, y además licencia el contenido de su sitio web con una licencia Creative Commons – Atribución; el Archivo Histórico de San Luis, pionero en marcar el estado de dominio público de los materiales; y la Academia Argentina de Letras y el Museo Nacional de Bellas Artes, que liberan varias de sus colecciones mediante la plataforma Wikimedia Commons, como parte de una colaboración con Wikimedia Argentina.

La Biblioteca Nacional, como institución rectora de las políticas bibliográficas del país, debería elaborar una política generosa de re-uso de los materiales. Dicha política debiera servir además para discutir las condiciones injustas en las que los ciudadanos argentinos deben hacer uso de las obras en dominio público, mediante el dominio público pagante. 

Es importante que lo que está en el dominio público permanezca en el dominio público; sin restricciones de uso y re-utilización.

Carta abierta sobre propiedad intelectual y COVID-19

Bibliotecarios al Senado fue una de las más de 140 organizaciones e individuos de educación e investigación que escribieron hoy al Director General de la Organización Mundial de Propiedad Intelectual, Francis Gurry, para “alentar a la OMPI a tomar una posición clara” sobre “cuán importantes pueden ser las limitaciones y excepciones de propiedad intelectual” en respuesta al #coronavirus

Hemos realizado la traducción de la carta en español, para que pueda ser consultada. Aún se encuentra abierta a firmas (que se recopilan en la versión original). Para adherir, se completan los datos en este enlace. Una segunda versión con firmas actualizadas se enviará el lunes.

Carta en español

Abril 3, 2020
Director General Francis Gurry
Organización Mundial de la Propiedad Intelectual
34, chemin des Colombettes CH-1211
Geneva 20, Switzerland

Estimado Dr. Gurry,

Escribimos como organizaciones e individuos que representan como colectivo a investigadores, educadores, estudiantes y las instituciones que les brindan apoyo, para incentivar a la OMPI a que tome una posición clara en favor de asegurar que los regímenes de propiedad intelectual sirvan de apoyo y no sean un obstáculos para los esfuerzos para enfrentar tanto el brote de coronavirus como sus consecuencias.

La pandemia del COVID-19 ha echado luz sobre la importancia que tienen las limitaciones y excepciones a la propiedad intelectual para el desarrollo y el florecimiento humano. Los investigadores descubrieron la propagación del virus a través de un proyecto de minería de datos y textos que analizó artículos periodísticos protegidos por derecho de autor, gracias a las flexibilidades previstas por el trato justo con fines de investigación establecidas en las leyes de Canadá. Los tratamientos potenciales más tempranos han sido desarrollados a través de los medicamentos existentes, permitidos por las excepciones sobre patentes previstas para los usos experimentales.

Ahora, escuelas, universidades, bibliotecas, archivos, museos e institutos de investigación a lo largo del mundo, forzados a cerrar sus edificios, están transfiriendo sus materiales a plataformas en línea y proveyendo acceso remoto, pero solamente donde lo permiten las leyes de derecho de autor. Sin embargo, estas y otras actividades críticas para enfrentar la crisis no están siendo realizadas en todos lados ―incluyendo los lugares donde se han pagado subscripciones por adelantado― simplemente porque no son legales en todos lados.

Hemos visto algunos pasos útiles por parte de un número de países, y por parte de algunos titulares de derechos, para facilitar el acceso a artículos académicos y otras obras, a materiales educativos y culturales, datos de investigación, bibliotecas químicas y medicinas y dispositivos médicos necesarios que están sujetos a derechos de propiedad intelectual. Estos pasos deben ser elogiados. Pero se necesita mucho más. Y la OMPI puede ayudar a liderar el camino.

  • Lo instamos a que utilice su posición como el líder del sistema global de propiedad intelectual para tomar acciones urgentes para guiar a los Estado Miembros y otros en su respuesta a las cuestiones de propiedad intelectual que plantea el coronavirus. Estos pasos deberían incluir:
  • Incentivar a los Estados Miembro de la OMPI a utilizar las flexibilidades del sistema internacional que permite el uso de obras protegidas por derechos de propiedad intelectual para la educación en línea, para usos de investigación y usos experimentales, y para intereses públicos vitales, tales como el acceso a medicinas y el acceso a la cultura;
  • Llamar a todos los titulares de derechos a que remuevan las restricciones de licenciamiento que inhiben la educación remota, la investigación (incluyendo para proyectos de minería de datos y texto y para inteligencia artificial) y acceso a la cultura, incluso a través de fronteras, tanto para ayudar a resolver la pandemia global como para minimizar la disrupción causada por ella;
  • Apoyar el llamado de Costa Rica hacia la Organización Mundial de la Salud para crear un fondo global de derechos sobre tecnologías y datos relacionados con el COVID-19, así como promover el uso del Fondo de Patentes Medicinales, el licenciamiento voluntario, las prendas voluntarias de propiedad intelectual, el licenciamiento obligatorio, utilización de las leyes de competencia, y otras medidas para eliminar barreras a una producción, distribución y venta global y competitiva de productos potencialmente efectivos para detectar, prevenir y tratar el COVID-19.
  • Apoyar los derechos de los países para habilitar y utilizar excepciones para los secretos comerciales y otros derechos de propiedad intelectual necesarios para facilitar mayor acceso a la información de producción, líneas celulares, información comercial confidencial, datos, software, borradores de productos, procesos de manufactura y otra materia de interés necesaria para alcanzar acceso universal y equitativa a las medicinas y tecnologías médicas vinculadas al COVID-19 tan rápido como sea razonablemente posible.

Creemos que la OMPI a través de su liderazgo puede mostrar su compromiso de alcanzar el desarrollo sostenible tomando una acción rápida y clara para asegurar que el sistema global de propiedad intelectual promueve la investigación, la educación, el acceso a la cultura y la salud pública.

Suyo sinceramente,

Respuesta de la BCN sobre nota emitida desde #BibliotecariosAlSenado

El día 21 de enero de 2020 diligenciamos una nota de puesta a disposición a la Biblioteca del Congreso de la Nación Argentina, como lo hemos venido haciendo con distintas instituciones de relevancia para el sector. Puede consultarse la nota enviada en este enlace.

Compartimos respuesta recibida en el día de la fecha. Manifestamos nuestro agradecimiento y renovamos nuestro compromiso por aportar al diálogo bibliotecario.

Nota disponible en este enlace.

Propuestas para una agenda de trabajo con la Biblioteca del Congreso de la Nación

La semana pasada, Bibliotecarios Al Senado envió una carta a la Biblioteca del Congreso de la Nación para ponerse a disposición y analizar las posibilidades de una agenda de trabajo que incluya la opinión de múltiples actores del sector de bibliotecas.

En particular, creemos fundamental poder hacer nuestros aportes en los siguientes
temas:
➢ la implementación del Tratado de Marrakech, que permite que las personas con
discapacidades para acceder a la lectura convencional puedan ejercer su derecho a
la lectura. La Biblioteca del Congreso de la Nación tiene un rol de gran importancia al poder generar acciones para acelerar su implementación y tomar contacto con
legisladores que permitan acelerar el trámite de aprobación del proyecto de Ley y
crear conciencia sobre su importancia y alcance de esta iniciativa. Bibliotecarios al
Senado se encuentra a disposición para concurrir a las comisiones técnicas de la
Honorable Cámara de Diputados para asesoramiento;
➢ la incorporación de excepciones y limitaciones en la ley 11.723 de propiedad
intelectual, para que bibliotecas, archivos, museos y entidades educativas puedan
ejercer su labor diaria garantizando los derechos de acceso a la información de todas las personas en equilibrio con los derechos de las personas creadoras;
➢ el desarrollo de un programa nacional de formación en cultura científica ciudadana a través de bibliotecas populares, públicas, escolares y universitarias. Además de la consolidación de una política pública en materia de ciencia abierta, en concordancia con nuestra ley de repositorios digitales académicos-científicos (26.899/13);
➢ la creación y promoción de medidas positivas que incrementen el acceso a la educación y a la cultura, por ejemplo, el establecimiento de leyes y reglamentaciones en favor del acceso abierto a la producción financiada con fondos públicos, o la promoción del dominio público.

Esperamos que se puedan tomar acciones tendientes a intervenir en todas estas discusiones, que son las bases para una cultura más accesible y democrática.

Propuestas para una agenda de trabajo conjunta

La semana pasada, Bibliotecarios Al Senado envió una serie de cartas al Ministerio de Cultura y al Ministerio de Educación para ponerse a disposición y analizar las posibilidades de una agenda de trabajo que incluya la opinión de múltiples actores del sector de bibliotecas.

En particular, celebramos el anuncio del Plan Nacional de Lecturas, dado que nos parece una herramienta fundamental para la construcción de una ciudadanía crítica e informada.

En la carta también señalamos la importancia de trabajar en los siguientes ejes:

  • la incorporación del sector bibliotecario en la creación del Instituto del Nacional del Libro Argentino y en la discusión sobre las estrategias de promoción de la lectura;
  • la implementación del Tratado de Marrakech, que permite que las personas con discapacidades para acceder a la lectura convencional puedan ejercer su derecho a la lectura;
  • la incorporación de excepciones y limitaciones en la ley 11.723 de propiedad intelectual, para que bibliotecas, archivos, museos y entidades educativas puedan ejercer su labor diaria garantizando los derechos de acceso a la información de todas las personas en equilibrio con los derechos de las personas creadoras;
  • el desarrollo de un programa nacional de formación en cultura científica ciudadana a través de bibliotecas populares, públicas, escolares y universitarias. Además de la consolidación de una política pública en materia de ciencia abierta, en concordancia con nuestra ley de repositorios digitales académicos-científicos (26.899/13);
  • la creación y promoción de medidas positivas que incrementen el acceso a la cultura, por ejemplo, el establecimiento de leyes y reglamentaciones en favor del acceso abierto a la producción financiada con fondos públicos, o la promoción del dominio público.

Esperamos que se puedan tomar acciones tendientes a intervenir en todas estas discusiones, que son las bases para una cultura más accesible y democrática.

El Tratado de Marrakech en la TV Pública

Fernando Ariel López, de Bibliotecarios al Senado, estuvo junto a Gustavo Schotz (Director, Dirección Nacional de Derecho de Autor) y Alejandro Santa (Director de la Biblioteca del Congreso) en la TV Pública para hablar de la necesidad de implementar el Tratado de Marrakech. ¡Gracias Verónica González por el espacio!

¡Más apoyos al #TratadoDeMarrakech!

El martes 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Este año el tema fue “Participación y liderazgo de las personas con discapacidad: Agenda de Desarrollo 2030“.

Las bibliotecas y el colectivo bibliotecario vienen influyendo fuertemente en la agenda de desarrollo 2030 y los objetivos de desarrollo sostenible (ODS). En este marco, numerosas bibliotecas, asociaciones de bibliotecarios y personas del sector manifestaron su apoyo al #TratadoDeMarrakech, ya que este día presenta una oportunidad inmejorable para poner de relieve la importancia que tienen las bibliotecas en garantizar los derechos de las personas con discapacidad.

Acá les mostramos todas las fotos que fueron llegando el día de ayer y que fueron compartidas por las redes. Si querés participar, averiguá cómo hacerlo acá. Si querés saber más sobre qué es el Tratado de Marrakech y por qué es importante, podés verlo acá.

María Varela es la autora del proyecto de modificaciones para implementar el Tratado de Marrakech en Argentina.

Sergio Terrera de la Biblioteca y Archivo Histórico del Agua, Mendoza.
Museo de Arte Mural de Trenque Launquen
Federico López Grenon, de la Biblioteca Julio Fernández Peláez de Mendoza.
Alejandro Santa, Director de la Biblioteca del Congreso de la Nación y Jonathan Hernández, de IFLA.

Estudiantes del IFTS N° 13 en apoyo al Tratado de Marrakech

¡Más apoyos para la campaña del Tratado de Marrakech! En este caso los estudiantes del Instituto de Formación Técnica Superior N° 13 (donde se dicta la carrera de Bibliotecología) nos mandaron una foto para apoyar la implementación del Tratado de Marrakech.

¡Acordate que vos también podés hacerlo! Imprimite un cartel y mandanos una foto, instrucciones acá.

Ayudanos a difundir: #YoApoyoTratadodeMarrakech

¿Qué es el Tratado de Marrakech? Es un tratado internacional que establece una serie de limitaciones y excepciones al derecho de autor para que las entidades autorizadas (como bibliotecas) puedan ofrecer materiales protegidos por derecho de autor en formato accesible para las personas ciegas, con baja visión o algún otro tipo de discapacidad que genere dificultades de acceso a la lectura convencional.

Argentina ya firmó la adhesión al Tratado de Marrakech, pero ahora falta su implementación. En este momento, hay un anteproyecto de ley que ya se aprobó en el Senado y necesita ser aprobado en la Cámara de Diputados para finalmente convertirse en ley.

Desde Bibliotecarios Al Senado, armamos unas postales y una infografía que explican brevemente qué es el Tratado y por qué es importante que se apruebe su implementación.

Ahora estamos pidiendo a los legisladores argentinos que traten este proyecto y finalmente podamos tener el Tratado de Marrakech implementado.

¡Necesitamos tu ayuda para que los legisladores aprueben el proyecto!

Podés compartir las postales y la infografía en las redes sociales de tu preferencia, arrobando a algunos legisladores. Cuando lo hagas, ¡acordate de usar el hashtag #BibliotecariosAlSenado!

Además, podés compartir una selfie con estos carteles para imprimir en tu casa o en tu trabajo y sacarte una foto. Compartilas en redes con el hashtag #BibliotecariosAlSenado y #YoApoyoTratadodeMarrakech y arrobá a algunos legisladores.

Legisladores en twitter: 

@alferdezprensa @alferdez @DiputadosAR, @Lipovetzky, @javierdavidok, @Adrian_Grana, @juancabandie, @CarlabPitiot, @CarlabPitiot, @olgamariarista, @brendalisaustin, @Beatriz_AvilaOK, @KBanfi, @ivana_bianchi, @juanfbrugge, @grcarmonac, @DistefanoDaniel, @enriquezjorge, @FerEspinozaOK, @JnmLopez, @CarolinaMoises, @luispetri, @analiarach, @davidsnqn, @Vsiley, @felipe_sola, @juliosolanas, @PabloTonelli

También podés mandar tu foto con el cartel al correo de bibliotecariosalsenado.arg@gmail.com. Si te quedan dudas, podés chequear cómo lo hicieron otras personas.

Adhesiones a la campaña por el Tratado de Marrakech

Llegan adhesiones pidiendo por la implementación del #TratadodeMarrakech

Gracias a la Biblioteca del Congreso de la Nación de Argentina y al trabajo incansable de su director, Alejandro Santa, pudimos imprimir las postales para difundir la campaña para pedir la implementación del Tratado de Marrakech. ¡Y la gente decidió sacarse una foto con ellas! Mandanos tu selfie con la postal y arrobá a algún diputado mostrándole que entre todos podemos sacar la ley para implementar el Tratado de Marrakech.