Las obras en el dominio público deben permanecer en el dominio público

La semana pasada la Biblioteca Nacional Mariano Moreno publicó su nueva política de digitalización. Este documento es de suma importancia para guiar y asistir a otras bibliotecas en conseguir sus objetivos de digitalizar sus colecciones. Sin embargo, la digitalización necesita ser acompañada por estrategias de difusión y puesta a disposición de esos materiales que permitan que el público en general pueda acceder a esas obras. Esta tarea es fundamental para la difusión del patrimonio intelectual argentino en el siglo XXI.

Como parte de estas tareas de difusión, es necesario comprender el verdadero significado del dominio público, donde la libertad de uso es crucial para permitir nuevas elaboraciones y re-utilizaciones del material cuyos derechos de autor han expirado. Observamos con preocupación que la nueva política de digitalización de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno coloca restricciones adicionales sobre el material en el dominio público, indicando en su inciso H.1.1. b) que en las reproducciones solicitadas sobre materiales de dominio público:

“el usuario se compromete a que las reproducciones solicitadas serán sin fines de lucro y se adecuarán a las condiciones del material original y a las disposiciones legales vigentes en el país, en relación a los derechos de propiedad intelectual –Ley 11.723– o incluido en convenios de autorización establecidos entre la Biblioteca Nacional y el/los autor/es o los derecho-habientes, respetando además, los principios de Paternidad e Integridad de las obras”.

Esta restricción se aplica también en los Términos y Condiciones de uso del sitio web, indicando que “La utilización de esta página posee carácter gratuito y es exclusiva para fines culturales, educativos y de investigación.”

En Argentina lamentablemente tenemos dominio público pagante, lo que quiere decir que los usuarios deben pagar al Fondo Nacional de las Artes por los usos comerciales del dominio público. Esta figura del dominio público pagante solo existe en Argentina, Uruguay, y otros pocos países.

Ilustración de Carlos Clérice para el “Almanaque de las Porteñas”, en el dominio público. Foto disponible en Wikimedia Commons, digitalizada por la Academia Argentina de Letras.

Sin embargo, la decisión de colocar un aviso de estas características no tiene relación con la figura del dominio público pagante. El aviso es una restricción adicional injustificada sobre materiales en el dominio público y carece de fundamento legal alguno. Esta decisión atenta contra el verdadero significado conceptual del dominio público como el acervo cultural común del que todas las personas pueden beneficiarse.

Actualmente hay una tendencia mundial hacia la apertura irrestricta de las colecciones, como demostró en febrero el Instituto Smithsonian con su política de acceso abierto, que colocó más de 2.8 millones de objetos en el dominio público, sin restricciones de uso. Hay más de 700 instituciones que han adoptado alguna política de acceso abierto sobre una parte o la totalidad de sus colecciones, como vienen documentando el gerente de colecciones de Europeana, Douglas McCarthy, y la investigadora de la Universidad de Exeter, Andrea Wallace, en su encuesta sobre Open GLAM.

En Argentina, son contadas las instituciones que tienen este tipo de políticas generosas, de las que cabe destacar la Biblioteca Nacional de Maestros, que simplemente coloca un aviso del estado de los materiales en su colección digital, sin restricciones adicionales, y además licencia el contenido de su sitio web con una licencia Creative Commons – Atribución; el Archivo Histórico de San Luis, pionero en marcar el estado de dominio público de los materiales; y la Academia Argentina de Letras y el Museo Nacional de Bellas Artes, que liberan varias de sus colecciones mediante la plataforma Wikimedia Commons, como parte de una colaboración con Wikimedia Argentina.

La Biblioteca Nacional, como institución rectora de las políticas bibliográficas del país, debería elaborar una política generosa de re-uso de los materiales. Dicha política debiera servir además para discutir las condiciones injustas en las que los ciudadanos argentinos deben hacer uso de las obras en dominio público, mediante el dominio público pagante. 

Es importante que lo que está en el dominio público permanezca en el dominio público; sin restricciones de uso y re-utilización.

4 comentarios sobre “Las obras en el dominio público deben permanecer en el dominio público

      1. ¡Hola Scann!

        No conocía esa carta, gracias por compartirla. Sobre los actores locales que propones ¿cuál será la “Europeana” latinoamericana? No sé qué institución de la región pueda ser la que se abandere de este tipo de causas tan necesarias. ¿Será por los lados de ABINIA?

        Saludos.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: